La atención a personas vulnerables de la Fundación Odontología Social Luis Séiquer se está extendiendo con fuerza más allá de Sevilla.

Cuando resulta complicado llenar la nevera, hay cuestiones fundamentales que se vuelven secundarias. Una de ellas, es la visita al dentista. Afrontar un tratamiento bucodental puede ser imposible para una familia que se ahoga con las facturas. Fue una madre del colegio de sus hijos, odontóloga, quien le habló a Silvia de la Fundación Odontología Social Luis Séiquer hace ya algunos años.

A causa de la última crisis de 2008 ella y su marido perdieron sus empleos. «Nosotros habíamos ido antes al dentista sin problema pero en esa situación era imposible, en menos de un año nos vimos en el paro mi marido y yo con dos hijos», cuenta esta sevillana mientras espera su turno en la clínica que esta entidad tiene en la Ronda Histórica. Gracias a precios que son el 30% o el 40% del presupuesto, ha podido llevar desde entonces a sus hijos dos veces al año a revisión y la familia entera ha podido realizarse empastes y limpiezas. «Incluso mi hijo pequeño se cayó y se rompió un diente y pudimos reconstruírselo», continúa.

La Fundación Odontología Social Luis Séiquer atiende desde 2013 en este local en torno a cien personas al día, de lunes a viernes, mañana y tarde. Una clínica a simple vista como otra cualquiera. Un mostrador para pedir las citas y cinco gabinetes de dentista que nunca están vacíos. Quienes esperan su turno tampoco muestran diferencias. Sin embargo, un tercio de los dentistas de esta clínica son voluntarios y entre el resto hay profesores y alumnos.

Los clientes, por otra parte, están recibiendo una ayuda enorme. Más de setenta entidades sociales de la ciudad están implicadas para derivar a usuarios sin suficientes recursos económicos, algunas de ellas deciden encargarse del copago, para que el cliente no tenga que abonar nada. Personas sin hogar, mujeres víctimas de maltrato, mayores, familias en situación de exclusión, personas con una drogodependencia… la situación es muy variada. También llegan desde los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Sevilla o simplemente son personas que oyen hablar de este recurso, como Silvia. «El de Sevilla es el ayuntamiento que más invierte en higiene dental», asegura Antonio Castaño Séiquer, presidente y creador de la entidad, tras llegar de una reunión con representantes de la Fundación Don Bosco.

Este odontólogo, con la enseñanza como vocación, desarrollaba junto a otros profesores de la Universidad de Sevilla proyectos de cooperación en lugares como Perú, República Dominicana, México y Marruecos. Fue en 2007 cuando el Ayuntamiento les propuso ayudar a personas drogodependientes en Sevilla. «Se trata de usar la rehabilitación dental como herramienta de inclusión social, con una mejor imagen sube la autoestima, ya que al fin y al cabo la boca puede perpetuar situaciones como las de la calle».

«Nuestro sueño sería que la administración asumiera este deber»

Aquello dio origen en 2009 a la FOS. Y sigue creciendo. La fundación acaba de abrir una clínica en Jerez y otra en Madrid. En junio, está previsto llegar al centro de Huelva. Además, la entidad cuenta con una unidad móvil en Sevilla para llegar a toda la provincia. Y lo que Antonio considera la «joya de la corona», la atención en Melilla a refugiados. Si en Sevilla atendieron el pasado año a 5.000 personas, en Melilla son unas 2.000 y en Madrid esperan alcanzar las 4.000 personas de forma anual. «Nuestro sueño sería realmente desaparecer y que la administración asumiera este deber», confiesa Antonio ante esta expansión, «pero hasta ahora la sanidad pública es muy buena pero no cubre la odontología».

Los gastos de la fundación se cubren con fondos propios y el esfuerzo del patronato, así como con el apoyo de diversas entidades privadas como Proclinic, Helvetia, Clinic Cloud, Colegios de Dentistas o diversos ayuntamientos de la provincia de Sevilla. También reciben una importante aportación de CaixaBank y Fundación «la Caixa» para diversas iniciativas, como la puesta en marcha el pasado diciembre con el respaldo del Ayuntamiento de Bormujos. «Atendimos en sus propias casas a personas mayores, con discapacidad funcional y problemas de soledad, que no podían salir», explica el presidente, que acudió directamente a atender a estas personas. Asimismo la fundación ha recibido financiación de MicroBank, un banco social comprometido con las organizaciones que generan un impacto social positivo, especialmente aquellas relacionadas con la salud, la lucha contra la pobreza y la inclusión socio-laboral.

Y si para una familia sin recursos económicos, la salud dental pasa a segundo plano, no lo hace su importancia. «Se ha demostrado que una mala salud oral está en relación directa con un mayor número de contagios de Covid, de complicaciones, de estancias en UCI y de muertes», añade Castaño. En la entidad, la crisis provocada por la pandemia se hace visible por la nueva pobreza que se ve entre sus pacientes. Pero la esperanza está ahí. Y se ve en la sana sonrisa de Silvia: «acabo de aprobar unas oposiciones y mi marido está levantando una empresa, pronto dejaremos de necesitar esta ayuda».

Fuente: ABC

EL RICOMS LES DESEA FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2022

El presidente y la Junta Directiva
del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla y su provincia
le desean muy feliz Navidad y próspero 2022

 

La autora de la ilustración es la niña Sandra Martín Márquez, ganadora del Premio del Concurso de Dibujo de Navidad del Colegio de Médicos de Sevilla, celebrado en diciembre de 2020.