● Preocupa que se haya pasado de ser un referente a mostrar todas las flaquezas que entraña el no planificar y la falta de dotación presupuestaria suficiente.

● Además del colapso absoluto del sistema sanitario por la pandemia se preguntan qué más tiene que pasar para que haya voluntad política para solucionar la situación de la Atención Primaria.

● La campaña #DefendamosLaPrimaria ha conseguido llegar a más de 16 millones de usuarios tras lanzarse 3.800 tuits desde 1.400 perfiles para señalar cómo sería la asistencia con una Atención Primaria de calidad.

Los portavoces de las ocho entidades que conforman el Foro de Atención Primaria han participado en una rueda de prensa en la sede de la Organización Médica Colegial en la que se han expuesto los datos de la campaña #DefendamosLaAtenciónPrimaria llevada a cabo en los últimos meses para concienciar a la sociedad del colapso en el que se encuentra la Atención Primaria y han reclamado la necesidad de un cambio de modelo que apueste por la viabilidad del primer nivel asistencial.

Al acto, donde estaban los portavoces del Consejo General de Enfermería, Consejo de Colegios de Fisioterapeutas de España, Plataforma de Organizaciones de Pacientes y Foro Español de Pacientes, ha acudido también Celia Gómez, directora general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, quien se ha sumado al aplauso del manifiesto del Foro de AP por la labor realizada por todos los médicos de Familia, pediatras, enfermeros, fisioterapeutas, etc., quienes siguen volcándose en la gestión de la pandemia pero ocupándose además de la patología crónica o aguda, algo que en ocasiones se olvida.

Respecto a las actuaciones que está llevando a cabo el ministerio, el punto de partida es el Marco Estratégico de la Atención Primaria y comunitaria de 2019, que partió de un clima de consenso, apostando por la calidad de manera integral y la accesibilidad, los recursos y la participación del paciente para se perciba que en efecto está en el centro del sistema. Ahora todo aquello se ha trasladado a un Plan de Acción para, durante este año y el próximo, abordar las acciones mas urgentes con dos objetivos básicos: impulsar de forma efectivas las medidas del Marco Estratégico en 2022-2023 y hacer efectivas las conclusiones del Dictamen para la Reconstrucción del Congreso de los Diputados en lo referente a Atención Primaria.

En cuanto a la financiación, Gómez explicaba que el Plan tiene presupuestados más de 285 millones de euros para 2022 -solo salud bucodental y digital tienen presupuesto finalista-, por lo que “esperemos que el desarrollo de la propia pandemia y las necesidades que ha creado sean menos para contar con más recursos para Atención Primaria”.

Gómez afirmaba, respecto a los recursos humanos, que es necesario hacer un esfuerzo por solventar la temporalidad, “que al final es precariedad también e influye mucho en el desarrollo profesional”, y que están haciendo recuento de todas las plazas estructurales para buscar la mejor opción que evite que esta situación vuelva a producirse.

Gabriel del Pozo, secretario general de CESM, ha reconocido la labor de todos los profesionales del primer nivel asistencial, recordando que además de ellos serán los pacientes quienes sufrirán el deterioro del sistema, por lo que se tienen que implicar en la búsqueda se soluciones, puesto que si colapsa Atención Primaria lo hará todo el sistema sanitario. Además de ofrecer los importantes datos de impacto de la campaña llevada a cabo en redes sociales, Del Pozo ha querido denunciar una vez más el riesgo de colapso de la AP, ya que “si cae la Primaria cae todo el sistema”.

Por su parte Ana Giménez, secretaria técnica de Atención Primaria de CESM ha señalado que hace ya muchos años que se viene avisando a las autoridades sanitarias de la hecatombe que supondrá la falta de financiación de la Atención Primaria, ya que “es imposible conseguir que los políticos se den cuenta -o acepten- lo que está ocurriendo. La AP no tiene límite de trabajo, pero su financiación es muy limitada, con salarios nada competitivos, con cargas de trabajo ilimitadas, con imposibilidad de atraer a nuevos profesionales al nivel porque saben que pueden trabajar en otros destinos con mejores condiciones. Por todo ello la AP está al borde de la muerte”, lamentaba.

José Polo, presidente de SEMERGEN, próxima a cumplir medio siglo de historia, admitía que en la actualidad la Atención Primaria está herida y eso preocupa, pero que los problemas los conocemos todos, por lo que hay que centrarse en cómo solventarlos. “Queremos proponer soluciones y para ello hemos elaborado un documento de reconstrucción de la AP, que además de exigir una inversión económica, también refleja cuestiones fundamentales para el cambio sustancial en la gestión integral de la asistencia sanitaria: gestores de demanda y supresión de trabas administrativas, potenciar la formación para aumentar la capacidad de resolución del médico de Familia y equiparación de prestaciones en todas las comunidades autónomas, potenciar la investigación y la presencia de la Medicina de Familia en la formación pregrado”, exponía.

En esta línea, el presidente de SEMG, Antonio Fernández-Pro -tras un emotivo recuerdo para quienes no están- señalaba que para mejorar verdaderamente la situación del primer nivel asistencial y conseguir una Atención Primaria fuerte, “hace falta voluntad política. Es un tema que el político tiene que decidir, ya que el dinero sigue a la voluntad política, como acaba de ocurrir con la problemática por el aumento del precio de los carburantes, donde sí ha habido voluntad política. Además del colapso absoluto del sistema sanitario por la pandemia, ¿qué más tiene que pasar para que haya voluntad política para solucionar la situación de la AP? Ideas y propuestas se han aportado: hay cientos de documentos de análisis y de propuestas, algunas que pueden ser de un calado inmediato, como simplemente liberar tiempo médico”, aseguraba.

El fundamental papel de los pediatras

Por su parte Cristóbal Coronel, presidente de SEPEAP, ha querido incidir en que la Atención Primaria está abandonada a su suerte y que “la crisis y los recortes están agravando la brecha de oportunidades y de acceso de nuestros niños a servicios pediátricos de calidad. No debemos olvidar que ellos son nuestra joya más preciada y cada vez más escasa. Es nuestro deber implementar los medios y recursos necesarios para garantizar la igualdad efectiva de las familias, con independencia de su ubicación y sus recursos económicos. Garantizar la universalidad de la Atención Primaria eficiente y de calidad tiene que volver a ser una prioridad”.

En la misma línea se manifestaba Concepción Sánchez Pina, presidenta de AEPAP, recordando que hay “numerosos estudios que han demostrado lo que ya saben las familias: el papel de los pediatras de AP en la salud de los niños, niñas y adolescentes es fundamental. No sólo somos los profesionales mejor formados para atenderles, sino que contar con nosotros mejora las coberturas de vacunación, optimiza el uso de antibióticos y ayuda a detectar de forma precoz enfermedades. Está en manos de las autoridades sanitarias poner los medios para mantenernos en los centros de salud al servicio de la infancia”, afirmaba.

El ‘muñeco roto’ de la Marca España

Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Mª del Mar Martínez Lao, representante nacional de médicos de Atención Primaria Urbana del CGCOM ha querido poner de relieve, en línea con la campaña lanzada estos días desde este foro, que si no existiera la Atención Primaria las consecuencias para la salud de todos sería catastrófica con consecuencias que van desde el aumento de mortalidad por cáncer, la inexistencia de una visión global del paciente o el colapso de los hospitales de nuestro país. “Tener una Atención Primaria es un sinónimo de un descenso en los índices de salud de los pacientes y de la salud en su conjunto. Por tanto, desde el CGCOM instamos a defender la Atención Primaria para salvar nuestro modelo sanitario, una causa en la que debemos de estar implicados todos, pacientes, profesionales, sociedad y gestores. Nos jugamos mucho”, señalaba.

En la misma línea se ha manifestado María Fernández, presidenta de SemFYC, para quien la mala gestión va camino de convertir la Atención Primaria en el muñeco roto de la marca España. “Pasamos de ser un referente a mostrar todas las flaquezas que entraña el no planificar: hoy reclamamos una reforma del modelo y suficiente dotación presupuestaria para apostar por una AP con visión de equipo, orientada a la prevención y con visión comunitaria. Debemos hacer frente a la prevista epidemia de cronicidad y resolver la jubilación masiva de médicos de familia y tutores”, advertía.

Por su parte Andrea Muriel Carmona, vocal de Atención Primaria del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) señalaba que «la Atención Primaria es un eje fundamental sobre el cual se vertebra y dispone el Sistema Nacional de Salud. Con esta premisa en mente, el estudiantado de Medicina demanda que se le dé la importancia que merece, a nivel de formación tanto teórica como práctica, que resultan ser insuficientes. Es innegable que existe un descontento mayoritario con las escasas horas prácticas que tenemos en los centros de Salud, así como un desconocimiento respecto a la Atención Primaria Rural. Esto lleva a la creación de un sentimiento de frustración ante la deficiente gestión, que se remonta a los primeros contactos con esta especialidad e impide despertar interés entre las futuras médicas. No podemos vanagloriarnos de tener uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, si después no preparamos a las futuras profesionales acorde a la organización de dicho sistema», sentenciaba.

EL RICOMS LES DESEA FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2022

El presidente y la Junta Directiva
del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla y su provincia
le desean muy feliz Navidad y próspero 2022

 

La autora de la ilustración es la niña Sandra Martín Márquez, ganadora del Premio del Concurso de Dibujo de Navidad del Colegio de Médicos de Sevilla, celebrado en diciembre de 2020.