El servicio de Ginecología del Hospital Universitario de Valme ha continuado desarrollando durante la pandemia un elevado volumen de actividad quirúrgica a través de una organización e implicación profesional basada en el afianzamiento técnicas mínimamente invasivas, que han contribuido a disminuir la estancia hospitalaria y favorecido la gestión de camas. El resultado es una respuesta asistencial eficiente de todos los procesos quirúrgicos de esta especialidad médica, garantizando los plazos marcados por decreto y sin lista de espera.

La actividad quirúrgica desarrollada en el año 2020 asciende a 1.484 cirugías correspondientes a la totalidad de los procesos ginecológicos. Incluye patología oncológica y no oncológica mediante abordaje tanto programado como urgente. Según la jefa del servicio de Ginecología y Obstetricia, Rosa Ostos, “la planificación del bloque quirúrgico ginecológico ha sido impecable durante la pandemia, continuando con una actividad similar al margen del covid-19 y sin suspensión de cirugías”.

El balance realizado refleja que la cirugía ginecológica de carácter oncológico ha supuesto el 24,6% del total de la actividad quirúrgica de esta especialidad. Destaca el cáncer de mama, seguido del tumor de útero, ovario y vulva. Sumar conizaciones o abordajes quirúrgicos de lesiones pre-malignas en el cuello uterino; además de un amplio volumen de laparotomías por sospecha tumoral en cavidad abdominal.

Por su parte, en ginecología no oncológica destaca la patología anexial (trompas uterinas y ovarios), de útero (miomas principalmente), de suelo pélvico por prolapsos de órganos e incontinencia urinaria junto a un grupo de patologías de menor complejidad, tales como lipomas o bartolinitis, entre otras.

Procedimientos quirúrgicos de alta resolución y calidad asistencial

Desde el servicio de Ginecología sus profesionales han afianzado la aplicación de técnicas mínimamente invasivas, como es la cirugía vía laparoscópica, a un número creciente patologías aportando las ventajas que supone como alternativa a la cirugía abierta, más aún en tiempos covid.

Según la responsable del área quirúrgica ginecológica, Rosa Oña, “se traduce en abordajes quirúrgicos de alta resolución, tanto en aquellos de mayor gravedad por su carácter oncológico, como en las patologías no oncológicas. En consecuencia, las pacientes se benefician de una recuperación más rápida, del menor riesgo de infecciones y de la disminución del dolor asociado a una cirugía menos invasiva, junto a una mayor satisfacción por el menor tiempo de ingreso hospitalario y más calidad asistencial”.

De especial relevancia es la tendencia experimentada a lo largo de los seis últimos años en este hospital sevillano sobre la ambulatorización en unas de las patologías ginecológicas de mayor prevalencia: las intrauterinas. De tal modo que ha alcanzado el 99% del abordaje ambulatorio de estas dolencias y sólo en un 1% se relegan a la intervención en quirófano por su mayor complejidad.

El procedimiento ginecológico que permite visualizar el útero y tratar las diferentes patologías uterinas es la histeroscopia: miomas, pólipos, fibromas o adherencias, principalmente. Puede ser con objeto diagnóstico o diagnóstico-terapéutico. La opción quirúrgica se realiza habitualmente en la mayoría de los centros únicamente en quirófano, previo ingreso en régimen de hospitalización de la paciente o en régimen de cirugía mayor ambulatoria. Sin embargo, desde el año 2014 el Hospital Universitario de Valme las materializa en régimen ambulatorio, en acto único y en consulta.

Para ello, dispone de un dispositivo asistencial específico en el desarrollo de técnicas histeroscópicas. Su utilidad se aplica tanto en ginecología general, como en la oncológica y la reproductiva. La Unidad de Histeroscopia está integrada por un equipo de profesionales altamente cualificado, experimentado para el manejo de instrumental avanzado y entrenado en estas técnicas. En el año 2020 ha llevado a cabo un total de 566 procedimientos.

Como resultado de esta estrategia orientada al aumento de la eficiencia y calidad asistenciales de los procedimientos quirúrgicos, cuya importancia adquiere valor añadido en tiempo de pandemia, la paciente ve diagnosticado y tratado su problema de salud sin necesidad de acudir a consultas sucesivas ni a quirófano.

EL RICOMS LES DESEA FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2022

El presidente y la Junta Directiva
del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla y su provincia
le desean muy feliz Navidad y próspero 2022

 

La autora de la ilustración es la niña Sandra Martín Márquez, ganadora del Premio del Concurso de Dibujo de Navidad del Colegio de Médicos de Sevilla, celebrado en diciembre de 2020.