El Dr. Alfonso Carmona Martínez, presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, mostró su preocupación en la presentación del Barómetro de Medicina Privada en Andalucía, realizado por el CACM

D. José Luis Perea; el Dr. Antonio Aguado y el Dr. Alfonso Carmona.

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) presentó este martes 27 de julio el Barómetro de Medicina Privada en Andalucía, un informe sobre la situación de los médicos que ejercen en la sanidad privada, concretamente 11.943 médicos andaluces, de los 35.905 médicos en activo en nuestra comunidad, en una rueda de prensa en la que estuvieron presentes el Dr. Antonio Aguado Núñez-Cornejo, presidente del CACM; D. José Luis Perea Blanquer, secretario general de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), y el Dr. Alfonso Carmona Martínez, presidente del Colegio de Médicos de Sevilla.

Hay que recordar que la mejora de las condiciones en la medicina privada es una de las líneas de actuación en la que está trabajando el RICOMS desde hace tiempo, como la campaña #NoEsJusto, realizada a finales del pasado año, en la que denunciaba los bajos honorarios de los facultativos, o el reciente comunicado en el que emplazaba de nuevo a las aseguradoras a una mesa de diálogo tras el anuncio de la Comisión Europea sobre la medicina privada, en el que señaló que iba a estudiar el abuso de las aseguradoras sanitarias en España.

“Los médicos no pueden seguir trabajando en la medicina privada con un coste superior a lo que perciben”, denunció el Dr. Carmona, añadiendo que: “Tenemos que sentarnos todos a negociar, médicos y compañías, por el bien del paciente”.

“Es el momento de terminar con esta reivindicación de tantos años, tenemos que ser capaces de que las compañías entiendan que somos muy poco médicos y todavía va a haber menos. Si queremos hacer una medicina privada acorde a las exigencias de la sanidad tenemos que vivir dignamente de nuestro trabajo. Acabemos con los honorarios indignos e inmorales y luchemos por unos honorarios dignos y consecuentes con la responsabilidad de nuestro trabajo”, declaró.

Los participantes denunciaron que el médico cobra por la primera consulta unos quince euros de media; la mitad por la segunda y, en muchas ocasiones, nada por una tercera.

El presidente del Colegio de Médicos de Sevilla subrayó que la pandemia ha agudizado aún más una delicada situación que se arrastra desde hace muchos años. “El confinamiento, el miedo, ha hecho que muchos pacientes no acudan a las consultas, reduciéndose en cerca de un 20 % la facturación de las consultas, cerrando muchas de ellas”.

El Dr. Carmona denunció que pese a que la medicina privada “está igual de preparada que la pública”, la situación en la primera es muy difícil. “Seguimos siendo los peor pagados”, en referencia a los profesionales médicos andaluces que ejercen en la privada respecto a la media nacional, lo que está llevando que ante la mejoría en las condiciones de la pública, muchos se marchen a esta última.

“Estamos trabajando porque el médico no es solo una profesión, es una vocación”, exclama el Dr. Carmona en un mensaje a los pacientes, reiterando que “los costes han seguido subiendo. Cada vez se presionan más a los médicos”.

El Dr. Aguado, por su parte, denunció que los baremos “no se actualizan desde 1989”. “Que un especialista cobre 15 euros es una broma”, añadió, mensaje que recogió D. José Luis Perea, secretario general de ATA: “Las tarifas no son ilegales, pero sí inmorales”, en referencia a las cantidades que cobran los especialistas por parte de las compañías aseguradoras, poniendo como ejemplo los 45 euros que recibe un médico por extirpar un cáncer de mama.

El estudio elaborado por el CACM deja unas conclusiones que evidencian la situación crítica de la medicina privada. Entre las principales, hay que destacar que prácticamente nueve de cada diez médicos de la privada denuncian que las compañías pagan mal o tarde y que el 64% no tiene un contrato personal con las compañías aseguradoras. También sobresale que el 99% de los encuestados considera necesaria una implementación del IPC a los baremos de las aseguradoras, que no se actualizan desde 1989, y que el 88% considera que éstas han puesto en práctica una estrategia orientada a conseguir que los pacientes vayan directamente a sus centros propios, afectándoles por la exclusión del cuadro profesional, lo que supone un perjuicio a la profesión médica y a la sanidad.

El resto de las conclusiones puede consultarlas en el siguiente documento: Informe Barómetro Medicina Privada de Andalucía

EL RICOMS LES DESEA FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2022

El presidente y la Junta Directiva
del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla y su provincia
le desean muy feliz Navidad y próspero 2022

 

La autora de la ilustración es la niña Sandra Martín Márquez, ganadora del Premio del Concurso de Dibujo de Navidad del Colegio de Médicos de Sevilla, celebrado en diciembre de 2020.